Técnica de reencuadre

El reencuadre consiste en ser capaces de percibir cualquier situación o experiencia desde diferentes perspectivas, y centrarnos en aquella que nos resulta más útil. De esta forma descubrimos que, muchas veces, una situación aparentemente adversa puede convertirse en algo muy positivo. Por ejemplo: cambios, devoluciones, reclamaciones, objeciones (…)

El significado de cualquier suceso dependerá del encuadre o perspectiva desde el que lo observemos. Cuando la perspectiva cambia, cambia también el significado. Y cuando cambia el significado también se modifican las emociones y conductas asociadas a él.  

Aquí va el vídeo «técnica de reencuadre»