Sistemas de reconocimiento

El reconocimiento:

  • Permite que las personas sepan que su actuación ha sido valorada lo que fomenta que continúen haciéndolo bien.
  • Aumenta la confianza y hace que las personas se atrevan a intentar cosas nuevas y se desarrollen profesionalmente.
  • Refuerza el compromiso lo cual promueve que las personas asuman nuevos retos.

Para que un sistema de reconocimiento sea eficaz es fundamental acertar con el tipo de recompensa que vamos a dar y con la forma en que lo vamos a dar. Lo importante a la hora de reconocer y recompensar la labor de una persona es:

  • Que la recompensa se adecue a las necesidades y expectativas de la persona que la recibe.
  • Que el premio se adecue al resultado alcanzado.
  • Ser preciso con el momento en que se realiza y concreto en cuanto a la razón por la cual se otorga, la actuación que se reconoce y los criterios utilizados para establecer la recompensa.

Las formas de reconocimiento pueden clasificarse en:

1.- Recompensas informales como, por ejemplo:

  • Reconocimientos personales individuales.
  • Reconocimientos públicos.
  • Tiempo libre.
  • Dinero o sustitutivos del dinero como vales canjeables.
  • Regalos. 

2.- Recompensas por acciones y logros específicos, individuales o de equipo (desempeño, objetivos, servicio al cliente…) que pueden ir asociados a una retribución, monetaria o no monetaria.

3.- Recompensas formales: programas de recompensas sistemáticas formales como, por ejemplo:

  • Formación adicional.
  • Ascensos.
  • Premios por antigüedad.