Sala de ventas o zona para el público

La tienda física, a diferencia del e-commercepropicia una relación más directa y emocional con el cliente y permite que las personas se sumerjan en la experiencia de la marca.

Así, en la sala de ventas dispondremos de zonas para las siguientes actividades:

  • Exponer productos para que la clientela pueda comprarlos o bien para que interactúe con ellos, explorando sus texturas, olores o cómo funcionan
  • Probar productos
  • Propiciar la relación entre personas de nuestro equipo y clientes, como mostradores o “puntos” de atención
  • Recoger pedidos realizados en otros canales, online o por teléfono, que han sido preparados previamente
  • Encargar productos o servicios que no están disponibles en ese momento
  • Pagar por los productos o servicios. Incluidas cajas autocobro
  • Compartir experiencias o información con personas que no están presentes, para hacerles partícipes de la experiencia o para que colaboren en el proceso de compra