Qué es la fidelización de clientes

Es posible que te parezca que sea innecesario explicar qué es la fidelización de clientes. Al fin y al cabo, tener clientes fieles es tener una clientela que compra recurrentemente, ¿no? 

Lo cierto es que no es tan sencillo. Un cliente puede comprar recurrentemente y no ser fiel. Incluso puede que no esté demasiado satisfecho con sus compras. Sin embargo, puede que no tenga a su alcance una oferta claramente mejor que la que tiene. Un ejemplo bastante claro de esta situación es el de las compañías de telefonía, donde el nivel de insatisfacción es muy alto y no hay una percepción clara de que una compañía o varias de ellas ofrezcan más valor que el resto. Por ello, es bastante habitual la migración de clientes de una compañía a otra, frecuentemente atraídos por una promoción concreta. 

Por tanto, podríamos considerar que tenemos un cliente fiel cuando elige comprar los productos y servicios de nuestra marca al considerar que son la opción más valiosa de entre todas las que tiene a su alcance. Los elementos que aporten ese valor serán muy distintos según el sector, la competencia, la marca, el segmento del mercado al que se dirija, la localización y muchos otros factores. Sin embargo, hay un elemento especialmente determinante: la personalización.

Aquí va el vídeo «Fidelización de clientes»