¿Qué es el blanding y en qué se diferencia del branding?

El término «bland» significa «falto de carácter» o «carente de personalidad». Surge en el 2018 y hace referencia a la predisposición de muchas marcas a seguir las tendencias del sector. Éstas dejan a un lado la diferenciación y optan por la neutralidad, basada en elementos que no llamen la atención ni evoquen ningún valor determinado. Es decir, el movimiento contrario a la personalidad de marca.

Blanding

El blanding es la práctica a la que se están sumando muchos comercios y empresas para crear marcas basadas en las tendencias y prácticas del momento. 

Busca evocar equilibrio y simplicidad, y suprime cualquier elemento que sugiera ruido o un fuerte carácter de marca, eliminando así cualquier personalidad.

Las empresas principalmente están modificando su logotipo creando un diseño neutro que sea omnicanal, es decir, visible en múltiples dispositivos.

Branding

El principal objetivo del branding es diferenciarse de la competencia. 

Cuando una marca desea que sea recordada por su público objetivo, emplea estrategias de diferenciación y busca una identidad de marca que sea llamativa, recordable, que genere valor y prestigio de marca.

Características del blanding

El blanding es la práctica de algunas empresas que crean o adaptan sus marcas basándose en las tendencias y prácticas del momento.

Sus características principales son:

  1. Tipografía sencilla: Ej. Sans Serif.
  2. Colores corporativos: Blanco y negro.
  3. Grandes espacios en blanco.
  4. Tendencia al minimalismo.

Efectos y consecuencias de practicar el blanding

Veamos cuáles son los aspectos más relevantes para detectar y entender el blanding haciendo una comparativa con el branding: