Publicidad en el lugar de venta

Pautas que deben cumplir los carteles en el punto de venta

● Acorde a la identidad corporativa del negocio: logotipo, colores, etc. ● Material de soporte: el material debe ser resistente y duradero y la impresión debe ser de calidad y alta definición.
● El mensaje debe ser claro, conciso y con una idea central. A poder ser, el texto debe ser creativo, para llamar más la atención. ● Sin faltas de ortografía: una errata en este sentido puede echar por tierra nuestra imagen de marca, por lo que conviene revisar los textos con detenimiento.

¿Qué tipo de cartelería podemos encontrar en el punto de venta?

Carteles informativos

Se trata de carteles que informan sobre los servicios que ofrece el negocio, sobre horarios, o sobre las características de los productos. Pueden ponerse en la zona del mostrador, que es una zona de espera habitual, en el escaparate, o acompañando a los productos, para resaltar alguna cualidad en concreto.

Carteles de ambientación

Estos carteles son los de carácter más temporal, y van asociados a fechas señaladas concretas, como pueden ser Navidades, San Valentín, etc. Se colocan a lo largo de todo el establecimiento, precisamente para ambientarlo en función de la temática. 

Carteles de señalización


Sirven para orientar la circulación de los clientes dentro de la tienda e informar sobre la ubicación de las secciones, familias de productos, etc.

Pueden ser carteles suspendidos del techo, vinilos pegados en el suelo, cintas, etc.

Carteles de precio

Estos carteles se suelen incluir en los llamados portaprecios, que los hay de diferentes tamaños y materiales dependiendo del tipo de producto que acompañan (alimentación, textil, hogar, etc.). Además del precio, estos carteles también pueden incorporar alguna característica reseñable del producto.