Profundizando en el proceso de compra

Hay que tener en cuenta que los procesos de compra no siempre se completan. A pesar de comenzar con el reconocimiento de una necesidad, muchos procesos pueden terminar muy poco más allá.

De la misma manera, la velocidad a la que el consumidor recorra el proceso de compra también dependerá de lo recurrente que sea la compra. El caso más evidente es de los productos que podemos encontrar en un supermercado, cuya compra es, a menudo, una reposición. En estos casos, el consumidor pasa directamente del reconocimiento de la necesidad a la compra.

Dicho de otra manera, cuanta más importancia tenga la compra, menor será la posibilidad de que los compradores potenciales lleguen a una tienda desinformados. Al contrario, cuando este tipo de compradores llegue a una tienda, lo harán con una información muy completa, con referencias tanto de los productos en los que está interesado como del vendedor.

Aquí va el vídeo «Proceso de compra»