Plan de acción

Esta es la etapa más operativa del plan de marketing. Esta parte táctica del plan nos ayuda a llevar a cabo las estrategias de marketing para cumplir con los objetivos fijados ya que es donde determinamos qué, quién, cómo, cuándo, dónde, etc.  se van a desarrollar las acciones de cada campaña.

En este documento reflejaremos cada línea de actuación que queremos abordar, indicando:  

  • El objetivo.
  • Un indicador para conocer si lo hemos conseguido.
  • Las acciones que vamos a realizar para llevarla a cabo.
  • Las personas responsables de su ejecución.
  • La fecha de inicio.
  • La priorización sobre las demás campañas.
  • El seguimiento de su realización.

¿Qué pasos debemos seguir para realizar el plan de acción de un plan de marketing?

Definir y describir el resultado que deseamos obtener con cada acción comercial. Aunque mayoritariamente se persigue captar clientes y obtener ventas, existen otro tipo de objetivos. Los objetivos más habituales son:
  1. CAPTACIÓN de nuevos clientes,
  2. LANZAMIENTO de nuevos productos o servicios,
  3. RELANZAMIENTO de productos o servicios,
  4. REPOSICIÓNAMIENTO del comercio en el mercado y
  5. SOSTENIMIENTO.
Determinar los criterios para la elección del producto o servicio de la campaña de promoción según nuestros intereses como pueden ser:
  1. Productos en STOCK o productos de TEMPORADA.
  2. LANZAMIENTO de nuevos productos o servicios.
  3. RELANZAMIENTO, cuando estos estén reformulados o modificados.
  4. LIQUIDACIÓN de stocks por caducidad, obsoleto, fuera de tendencia, descatalogado, etc.
  5. DESINVERSIÓN en un proveedor por cese de actividad suya o desinterés comercial.
  6. Necesidad de INGRESOS para abordar alguna obligación o incidencia puntual.
  7. Romper ESTACIONALIDAD de ventas de algunos productos o servicios.
Definir una serie de factores, tales como su edad, sexo, clase social, estado civil, nivel, y una serie de hábitos esenciales que necesitaremos tanto para el diseño como para la planificación de los medios
Es muy importante identificar con eficacia el momento y la duración de la promoción para lo cual diseñamos un CALENDARIO de trabajo o actividades comerciales donde determinamos la fecha, inicio y fin de cada campaña o promoción que vamos a llevar a cabo a lo largo del año o ejercicio. Los criterios y objetivos que hemos definido anteriormente nos servirán como guía para establecer este cronograma de forma más precisa y eficaz.
Una vez analizado nuestro público objetivo, el siguiente paso consiste en determinar nuestro presupuesto publicitario; es decir, determinar cuánto estamos dispuestos a invertir en nuestra campaña publicitaria.
  1. LA COMUNICACIÓN. La forma en que redactamos el mensaje que queremos lanzar. La única manera de conseguir que el cliente sienta que nuestra campaña o anuncio le interesa, es hacerla pensando en lo que él necesita.
  2. EL DISEÑO. Los colores, las fotografías, el lenguaje del mensaje, la forma en que se introducen los textos en la comunicación, el tipo de fuente, las texturas, los tamaños de los mismos, todos estos aspectos son clave a la hora de conseguir atraer la atención e interés del cliente. 
  3. EL MEDIO. Dependiendo de sus hábitos y gustos, cada segmento de público objetivo consume medios de comunicación diferentes y a horarios distintos. Designar qué canal utilizar para comunicarnos con cada perfil de clientes: Mail (newsletter, campañas de Mailchimp...), redes sociales (Facebook, Instagram, Tik Tok...), plataformas digitales (Marketplace...).
Una vez redactado nuestro mensaje publicitario, lo enviamos a nuestro público objetivo a través de los medios publicitarios seleccionados, con la frecuencia y/o durante el tiempo que hayamos determinado previamente.

A continuación, te proponemos un ejercicio práctico para realizar un cronograma para planificar las acciones comerciales anuales. Descárgate el PDF con la plantilla del ejercicio. Por si te sirve de ayuda, puedes descargarte también la plantilla con el ejemplo en el que encontrarás algunos ejemplos de cómo rellenar el ejercicio propuesto.