Modelo CANVAS

Haz clic en cada apartado del acordeón para conocer en qué consiste cada una de las partes en las que se divide el Modelo CANVAS.

Es habitual que las empresas no realicen por si mismas todos los procesos necesarios, sino que interactúen entre ellas y se conviertan en proveedores o partners para garantizar la supervivencia del modelo de negocio. Pregúntate ¿Quiénes son los agentes con los que tenemos que trabajar para hacer posible el funcionamiento de nuestro comercio?
En relación con la propuesta de valor, deberemos fijar cuáles son los procesos más importantes para el desempeño de la actividad de nuestro comercio. En este caso deberemos pensar en toda la cadena desde el inicio hasta la entrega al cliente. Pregúntate ¿Cuál es la actividad nuclear para nuestro comercio?
En este bloque anotaremos todo aquello que será necesario para que nuestro modelo de negocio funcione completamente. Nos referimos a recursos físicos (local, equipos, ...), intelectuales (marcas, derechos de imagen, ...), humanos (trabajadores, colaboradores, proveedores, ...) y financieros (dinero en efectivo, créditos, ...) Pregúntate ¿Qué necesitamos para llevar a cabo nuestra actividad?
¿Qué ofrece nuestro comercio? ¿Cuál es nuestra diferencia respecto a la competencia? ¿Qué nos hace únicos? ¿Por qué debería nuestra clientela acudir a nosotros y no a otros? Tener bien claro qué ofrece nuestro comercio es fundamental para establecer el factor distintivo y, en base a él, construir nuestra estrategia de comunicación. Pregúntate ¿Qué problemas ayudamos a resolver a nuestro cliente?
Puede ser o no directa. En este apartado deberemos determinar si en nuestro modelo de negocio habrá interacción directa (una tienda de barrio, por ejemplo) o si, por el contrario posibilitaremos el autoservicio de manera que el cliente gestione por sí mismo todo. Una tercera opción es un punto intermedio, la de automatizar algunos servicios. Pregúntate ¿Cuál va a ser nuestra relación con los clientes? ¿Dónde empieza y dónde acaba esta relación? (no olvidemos el marketing on-line ni las redes sociales)
Es esencial establecer vías de comunicación mediante las cuales nuestro público objetivo conocerá nuestra propuesta de valor. En este punto deberemos determinar cómo generamos nuestra notoriedad de marca, el proceso de compra, la entrega del producto o servicio y también los servicios postventa. Pregúntate ¿Cuál va a ser el medio por el que vamos a hacer llegar nuestra propuesta de valor a nuestro segmento de clientes objetivo?
Aunque es objetivo deseable atraer al 100% del mercado hacia nuestro negocio, es materialmente imposible. Por ello, deberemos determinar a qué grupo de personas podemos ofrecer nuestros productos o servicios. En definitiva, tendremos que definir cuál es nuestro público objetivo. Pregúntate ¿A quién creamos valor?
Prácticamente cualquier operación de nuestro modelo de negocio llevará asociado unos costes de diferentes tipos. En esta casilla reflexionaremos sobre si es posible suprimir algunos gastos, o, en caso contrario, diseñar un modelo de costes eficiente que garantice la sostenibilidad de nuestro comercio. Pregúntate ¿Cuáles son los costes que tiene nuestro comercio?
Fundamental en cualquier negocio: establecer cómo se generarán los ingresos (que, al final, deberían ser beneficios). Ya sea mediante un pago único o un pago recurrente, existen diversas formas de obtener ganancias: desde la típica venta hasta el pago por uso. Otra posibilidad es el establecimiento de suscripciones. Pregúntate ¿Cómo vas a ganar el dinero? ¿Cómo y cuánto está dispuesto a pagar nuestro cliente objetivo?

A continuación, te proponemos un ejercicio práctico para realizar el Modelo CANVAS de tu comercio. Descárgate el PDF con la plantilla del ejercicio. Por si te sirve de ayuda, puedes ver el vídeo y descargarte también la plantilla con el ejemplo en el que encontrarás algunos ejemplos de cómo rellenar el ejercicio propuesto.

Aquí iría el vídeo Herramienta Canvas…

Algunos ejemplos de cambios en diferentes elementos podrían ser: 

El más habitual suele ser el comercio online.
Comercios que se enfocan en ofrecer beneficios o soluciones a una parte muy concreta del mercado. Un ejemplo de este enfoque podrían ser los gimnasios dirigidos exclusivamente a mujeres.
En ocasiones se generan necesidades muy concretas y repetitivas en un segmento de mercado. Ejemplo: restauración de ciertos productos, venta de asientos especiales para motos, más bajos, más cómodos…
En muchas ocasiones, añadir una segunda línea de negocio transforma totalmente el negocio original.
Desde la entrega diaria de pan, hasta reposición de cualquier producto.
En este caso te especializas en el servicio que requiere el producto que has vendido durante años y que ahora ya no se vende tanto.