Layout comercial

El layout comercial consiste en organizar los elementos de un comercio: accesos, pasillos, mobiliario, mostrador, etc. Esta organización se hará teniendo en cuenta nuestro modelo de atención al cliente (autoservicio, servicio atendido, etc.) y el “customer journey” o viaje del cliente, es decir, el recorrido que hace o queremos que haga el mismo desde que entra a la tienda hasta que sale.

Con variaciones con respecto a los diferentes sectores o tamaños de tiendas, más o menos el cliente pasa por estas fases:

  • Entrar, la bienvenida: el espacio debe ser suficiente para que el cliente entre cómodamente. Al entrar el cliente tiene que reconocer otros elementos, que le guían sobre los siguientes pasos: explorar, comprar, recoger un pedido…
  • Explorar productos: es la zona a la que destinaremos más espacio y que depende del tamaño del local y también del tamaño de los productos
  • Probar productos: la zona de probadores tiene que ser confortable
  • Disfrutar de un servicio: en algunos modelos de negocio podemos ofrecer servicios y productos en el mismo espacio. Si los servicios se disfrutan en el punto de venta tendremos que determinar también cuánto espacio necesitamos para ello
  • Pedir o comprar productos que no están en el punto de venta (se entregarán en otro momento o en su domicilio)
  • Pagar por su compra: en esta fase especialmente, tendremos que prestar especial atención a las esperas, ya que las colas pueden empeorar la experiencia de compra.
  • Recoger pedidos que ha comprado online o por teléfono
  • Salir, la despedida