Introducción

Digitalización del punto de venta

POR QUÉ DIGITALIZAR EL PUNTO DE VENTA FÍSICO

El punto de venta físico debe acometer un proceso de digitalización para dar respuesta a una persona consumidora on /off, perfil que va creciendo de forma significativa. Se trata de diseñar un punto de venta integrado para ser accesible, también, al comportamiento on line del público objetivo, que visita el espacio físico, que se informa del producto, que lo prueba, que realiza una compra, que recoge un pedido (venta híbrida), que solicita un servicio, que devuelve ese producto o requiere un servicio post venta.


ÁMBITOS DE DIGITALIZACIÓN

Este proceso de digitalización, también llamado transformación digital, debería llevarse a cabo en el marco de una estrategia acorde con las características y fortalezas de cada negocio y del público al que se dirige. Y puede apoyarse en soluciones tecnológicas que, además de facilitar el proceso, ayuden a mejorar la experiencia de la persona consumidora, porque imprimen agilidad y comodidad y se adaptan a su conveniencia.

La geolocalización e identificación del stock, uso de la realidad virtual, códigos de información contactless, medios de autopago, analítica de aforo, gestión de colas, señalética digital, puntos de click & collect o de pedidos on line, son algunos ámbitos de desarrollo. 

Por otra parte, las exigencias de seguridad y distanciamiento social en el punto de venta, pueden cumplirse con el apoyo de herramientas tecnológicas, reduciendo así la incomodidad del público visitante y reforzando la sensación de seguridad. Y, en la senda de la transformación digital, debe incluirse la gestión interna del negocio, que posibilite conocer en todo momento la situación de cada empresa, en todos sus formatos y canales de oferta, así como acercarse a su público en cada punto de conexión con éste, sin defraudar sus expectativas.