Interactuar con los clientes

Una de las claves para conseguir la fidelización del cliente y para que perciba la personalización de las acciones de marketing es la de provocar la interacción. Por ello, los mensajes que se envíen deberían fomentar esta interacción, a través de cualquiera de los canales en los que estamos en contacto con los clientes.  

Algunas marcas, incluso, aprovechan estos canales de comunicación para conocer el nivel de satisfacción del cliente que ha hecho una compra, para conocer sus necesidades y hasta para consultar ciertos aspectos del diseño de sus próximos productos. 

En este punto es oportuno recordar que hay un límite entre la interacción y la intromisión o el acoso. Por un lado, la comunicación debe ser consentida por el cliente y, por otro, debe hacerse en una cantidad y frecuencia razonable para evitar que el cliente se sienta acosado. 

Aquí va el vídeo «Cómo hacer marketing relacional (una de las claves(audio))»