Iluminación y electricidad

Cuando hablamos de iluminación tenemos que tener en cuenta varios conceptos:

Cantidad de luz: El nivel de iluminación se mide en una unidad llamada lux, cuyo símbolo es lx. Esta unidad se deriva de otra, llamada lumen, que mide el flujo luminoso. Una cantidad de iluminación de 1 lux equivale a 1 lumen por metro cuadrado. Es decir, si una sala está iluminada por una bombilla de 1.000 lumen, y la superficie de la sala es de 10 metros cuadrados, el nivel de iluminación será de 100 lx. La cantidad de luxes recomendada dependerá del uso de cada zona.

Temperatura de color: se mide en Kelvin o K. Determina la «calidez» de la luz que emite una lámpara. 

  • Luz cálida: 2500 – 3000 ºK. 
  • Luz neutra: 3000 – 4500 ºK.
  • Luz fría: más de 4500 ºK.

IRC o índice de reproducción cromática, que es la capacidad de la lámpara para reproducir los colores como lo hace la luz solar. El valor ideal del IRC es de 100% y el valor más bajo es 0%. Se considera un IRC óptimo el que supere un valor de 85.

También podemos distinguir entre diferentes tipos de lámparas según el haz de luz:

  • Luz directa es la que se dirige a un punto concreto.
  • Luz indirecta es la que no permite dirigir el haz de luz, sino que proporciona una luz general.

Tipos de luminarias

Podemos encontrar diferentes tipos de luminarias:

Son los focos que se empotran en los falsos techos, de forma que veamos tan solo la superficie de la luminaria. No se usan tanto en locales comerciales, debido a que ofrecen menor versatilidad y variedades que las de superficie.
Focos orientables anclados a carriles: las más usadas en los locales comerciales, por su versatilidad. Los focos son orientables y se colocan en los carriles electrificados. Se pueden colocar tantos como sea necesario. ● Tiras LED: es un tipo de luz ideal para integrarse en el mobiliario, por ejemplo de las estanterías. ● Colgantes: que cuelgan del techo. Ideales en determinadas zonas, como por ejemplo sobre el mostrador, no solo como elemento de iluminación, sino también decorativo. ● Apliques de pared: para resaltar zonas de la tienda, como elemento decorativo o para señalizar.

Las instalaciones de electricidad

En el diseño de nuestra tienda debemos prever una instalación eléctrica que lleve corriente a cada punto en el que lo necesitemos. Algunos de los elementos más importantes son:

  • Iluminación.
  • Maquinaria (climatización, ventilación).
  • Equipamiento tecnológico.
  • Mobiliario específico.