Habilidades blandas para desarrollar la atención al cliente

Estas son algunas de las principales habilidades blandas, también conocidas como soft skills, que mejorarán la calidad de la atención al cliente que prestamos en nuestros negocios:

La atención al cliente, como muchos otros aspectos que hacen funcionar una tienda, es un trabajo en equipo. Por ello, esta no solo es una de las principales habilidades que debe tener la plantilla para ofrecer una buena atención al cliente, sino que también es imprescindible para el buen funcionamiento del negocio.
Cada proceso de atención al cliente es imprevisible. Aunque la mayoría de estos procesos siguen unas fases similares, lo que pasa en cada fase viene determinado por las características de cada cliente y de su momento. Por ello, las personas encargadas de la atención al cliente deben estar preparadas para adaptarse a cada una de estas situaciones.
De manera complementaria a la adaptabilidad, la plantilla de una tienda debe poder responder a distintas situaciones que requieran, aunque sea de manera provisional, que una parte de sus integrantes cambien de un rol a otro. Por ejemplo, en muchas tiendas es muy frecuente que el personal intercambie durante su jornada los roles de vendedor, cajero o reponedor.
La atención al cliente será tan buena como su capacidad para ofrecer respuestas personalizadas a las necesidades y expectativas del cliente. Muy a menudo, la calidad de estas respuestas dependerá de la capacidad del personal para utilizar el pensamiento creativo.
Esta habilidad permite interpretar el lenguaje corporal del cliente a través del análisis de los gestos, las posturas, las expresiones faciales y la apariencia. Aunque no podemos saber lo que piensa una persona solo a través del lenguaje corporal, es interesante poder sumar esta información a sus palabras para orientar mejor el proceso de atención al cliente. Por ejemplo, el lenguaje corporal será uno de los principales indicadores del cumplimiento o no de las expectativas del cliente.

Hay muchas otras habilidades blandas que pueden ser recomendables para ciertos sectores o tipos de venta, pero la más importante es la que hemos reservado para tratar con más profundidad en el próximo módulo: la comunicación verbal.