Fase 2: Posicionamiento de nuestra marca

Una vez que tenemos definida nuestra marca branding es importante generar su posicionamiento. 

Para eso, el comercio debe tener una personalidad propia que permita identificarla, diferenciándola de las demás y dividida en 3 dimensiones:

A partir de la cultura del comercio y de su misión nuestro comercio refleja lo que realmente es.

Mediante la transmisión y proyección de la identidad del comercio, nos encontramos donde el comercio dice que somos.

Lo que el público cree que nuestro comercio es. La imagen es la identidad percibida de nuestro comercio, y esta imagen puede ser espontánea (surge <<sin querer>>, derivado de nuestro hacer diario) o controlada por nosotros.

Características del posicionamiento

La percepción que la clientela tiene sobre nuestro comercio, productos y servicios se produce por comparación con otros comercios, productos o servicios de la competencia. 
Como cada persona tiene unos valores propios, los criterios en base a los cuales se forman las opiniones e imágenes o conceptos mentales, pueden variar de un sujeto a otro. Por ello, en el análisis de posicionamiento no debemos tener en cuenta el mercado global, sino el segmento del mercado en el que operamos.
Si conseguimos una percepción clara y diferenciadaun significado propio en la mente del consumidor, que permita diferenciar nuestro comercio de los de la competencia consiguiendo un espacio propio, obtendremos una ventaja competitiva porque las sensaciones y emociones que estén suficientemente arraigados son prácticamente imposibles de imitar.

¿Cómo podemos posicionar nuestra empresa, marca o producto?

Para “intentar” posicionar nuestra empresa, marca o producto debemos tener en cuenta los siguientes aspectos básicos:

  1. Es necesaria una estrategia de imagen, alineando su posicionamiento en el mercado respeto de la competencia.
  2. Es necesario comparar primero la viabilidad de la identidad del comercio con la de la competencia y después asegurarla (coherencia con mercado).
  3. Es necesario segmentar los públicos para una adecuada selección de los destinatarios de la comunicación, lo que obliga a usar diferentes métodos para el análisis de esos clientes. La relación entre las características del comercio y de la clientela es básica en la planificación estratégica de la imagen.
  4. Realizar acciones planificadas y sistemáticas de comunicación dirigidas al segmento o segmentos de clientes adecuados sobre nuestra localización, precio, gama de productos, promociones para proponer nuestra oferta a los consumidores…
  5. Hacer seguimiento para controlar y asegurarnos de que la imagen percibida del comercio, en el segmento o segmentos elegidos, es coherente con los objetivos planteados.

Proceso de posicionamiento de marca

A continuación, vamos a detallar cuál debería ser el proceso de posicionamiento de marca de un comercio o producto: