Expansión en tienda física (offline)

Para lograr optimizar nuestro punto de venta físico se pueden acometer determinadas acciones como las siguientes:

Un local actualizado no es sólo un arreglo estético. Una buena iluminación, una música adecuada, tener precios visibles,... pueden hacer que la experiencia del cliente sea la adecuada y le haga repetir. A veces el municipio o barrio se transforma, es peatonalizado, cambian los flujos de tráfico(cierran una dirección...), mueven un espacio de carga y descarga, trasladan de sitio el banco o caja de ahorros, comienzan unas obras de larga duración en el edificio o en la propia calle... Y estas son circunstancias que pueden afectar negativa o positivamente en el rendimiento del comercio.En función de su posible impacto, nos podemos plantear la posibilidad de cambio de local o de modelo de negocio (por ejemplo abriendo la venta on line...)
Con un análisis previo, podría resultar interesante cambiar los horarios de apertura del comercio
Relacionado con el local y la atención enfocada hacia el cliente, el crear una experiencia de compra agradable puede ser una forma de fidelización del mismo.
Relación directa con proveedores, como agricultores de la zona, por ejemplo.
Un comercio pop-up store es una tienda que durante un tiempo determinado se sitúa en un lugar estratégico, ya sea en el centro de las ciudades, en calles transitadas o en centros comerciales con mucha afluencia con una premisa fundamental del consumo: la temporalidad. De esta forma cambiamos de ubicación o lacalización y podremos acceder a nuestros clientes o a otros. Por ejemplo si tienes una tienda en Bermeo o Gernika, puedes plantearte ir por unos días (por ejemplo en navidades) a un espacio en el corazón de Bilbao
Ayuda a que conozcan los productos que vendemos y aumenta la probabilidad de que nos compren.
Es un tipo de mercado típicamente francés que consiste en colocar un puesto en el exterior de la tienda para atraer a la clientela. Suele hacerse de manera conjunta con otros comercios, creando un ambiente favorable al consumo entre los posibles compradores.
Ayuda a fidelizar clientes o lo que es lo mismo, a aumentar  las ventas.
Es una especie de gran mercadillo donde se vende principalmente ropa, pero también productos del hogar, complementos, regalos, juguetes, ferretería, música, libros y deportes. A veces a precios incluso inferiores al coste. Es un buen sistema para deshacerse de productos con una venta difícil por estar pasados de moda. Aunque las más conocidas se celebran en grandes recintos, dentro de los comercios también se pueden habilitar espacios con precios especiales, fin de stocks, pares sueltos, ...
Pueden organizarse cursillos relacionados con nuestro productos: sobre el uso de los mismos, elaboraciones, estilismos diferentes, etc...
Envíos a domicilio, pedidos por teléfono, recogida de productos viejos, ... Además dela venta directa de producto, podemos ofertar al cliente servicios complementarios al mismo o que den un valor añadido, como un asesoramiento dietético en herboristerías o instalación de aparatos electrónicos en domicilios.
Siempre y cuando sea un cliente potencial objetivo.
En colaboración con asociaciones de comerciantes locales.