El arte de preguntar

Técnicas:

  • Realizamos preguntas cortas y simples, abiertas y precisas orientadas a la acción. 
  • Empiezan preferentemente con las palabras: «qué» y «cómo». Evitamos el «por qué», ya que lleva a que la clientela busque justificarse al sentirse cuestionada o juzgada. Mejor utilizar «para qué» o «cuáles».

Conseguimos: 

  • Ahorrar tiempo para nosotros y la clientela. Ventas más seguras, menor índice de devoluciones. Posible encadenamiento y venta cruzada.