Beneficios de un modelo de atención

Para el cliente, esto supone vivir experiencias de compra totalmente distintas en función del día y la hora en la que visite la tienda o de la persona que lo atienda. En muchos casos, además, la mejor de las experiencias va unida a un vendedor en concreto, por lo que el cliente solo querrá ser atendido por ese vendedor. Esta situación supone un riesgo, ya que hará ineficaz al resto de la plantilla de vendedores.

Cuando existe un modelo de atención, es el que se encarga de marcar las reglas del juego. Esto supondrá que todas las personas ejecutarán sus roles de la misma manera y que todos los clientes recibirán un servicio homogéneo.

Aquí va el vídeo «Beneficios de un buen modelo de atención»